Curiosidades danesas desde la visión española

Curiosidades sobre Dinamarca

Sara Lopez nos cuenta algunas curiosidades de la cultura danesa que ha podido experimentar durante sus siete meses de residencia en dicho país.

Tal y como mencioné en el artículo anterior, a la hora de irse a vivir al extranjero hay que tener en cuenta muchas cosas.

Actualmente llevo en Dinamarca 7 meses, 7 meses que han dado para mucho, y a lo largo de este tiempo he aprendido muchas curiosidades de la cultura danesa. Estas son algunas:

 

Es el país de la bicicleta

Desde el año 1880, los ciudadanos de Copenhague han utilizado la bicicleta para ir al trabajo. Desde hace más de un siglo, andar en bicicleta es la forma más rápida, fácil y ecológica de moverse por la ciudad. Tanto que su capital cuenta con más bicicletas que coches. Tiene más de 12.000 km en carriles para bicicleta y pocos relieves.

 

Respeto a su bandera

Para los daneses su bandera es el símbolo más preciado, tanto que se asocia con cumpleaños, festividades y deportes nacionales. No puedes izar la bandera antes de la salida del sol y no puedes arriar la bandera después de la puesta de sol. Hay un tipo de superstición sobre esto, y es que dicen que si no se hace correctamente se irá al infierno.

 

Economía

Aún no han entrado en la unión monetaria, en Dinamarca la moneda de cambio es la corona danesa, (1 euro es igual a 7.45dkk). No hay un sueldo mínimo establecido pero los sueldos más bajos son de unas 103dkk por hora (casi 14€ aprox.)

El nivel de vida es alto y comprar verduras y frutas es más caro a lo que estamos acostumbrados los españoles, y esto se debe a que casi todas las hortalizas, verduras y frutas son importadas de España e Italia.

En cuanto al tema de los impuestos, nadie dijo que pagar impuestos fuera algo agradable para el bolsillo del contribuyente, pero en Dinamarca lo ven de otra manera. Se tiene una conciencia más positiva que en el resto de los países a la hora de construir el Estado de bienestar. Todos pagan, pero el dinero regresa a sus orígenes en formas muy variadas: ayudas a la maternidad, universidad, empresas públicas, pensiones…

En el caso de los estudiantes, un 45% de su sueldo es para impuestos, por lo que básicamente la mayor parte de tu sueldo se va en tasas. Pero gracias a estas tasas el país tiene un mejor sistema de organización y educación.

Cuando dejas de ser estudiante, o tus ingresos superan los 50.000 euros al año (420.000 coronas) pasas a pagar un 53% de tasas.

 

Estudiantes

La educación es gratuita, tanto en el instituto como en la universidad o en estudios posteriores para todos los ciudadanos de la Unión Europea. Incluso los libros son gratis. Y por si esto no fuera suficiente, los estudiantes universitarios que trabajan al mismo tiempo que estudian, además de no pagar por dichos estudios adquieren una ayuda financiera al trabajar un mínimo de 11 horas semanales: SU. Se puede exceder las 11 horas semanales sin problema, siempre y cuando tu sueldo no exceda las 11 845kr, o lo que es lo mismo, 1.592 euros antes de tasas.

Afortunadamente yo, un mes después de mi llegaba a Dinamarca me topé con Trendhim, empresa de accesorios masculinos que el pasado octubre buscaba estudiantes de once nacionalidades diferentes para formar un departamento de marketing internacional con el objetivo de equipararse a las demás potencias europeas en este mundo tan competitivo como es el de los accesorios.

Y gracias a esta gran oportunidad hoy en día soy mánager del departamento de marketing español e independiente económicamente.

 

Relaciones Laborales

Los estereotipos sobre las relaciones jefe-empleado no tienen por qué ser verdad, y esto lo demuestran las empresas danesas.

Un claro ejemplo de esto sería mi propia experiencia, desde mi llegada a la empresa, mis jefes siempre han intentado que yo y mis compañeros nos sintiésemos como en casa, y que sintiésemos que estábamos contribuyendo poquito a poquito a la historia de Trendhim, una historia de la que ya somos parte.

No se valora tanto la experiencia que cada uno tenga, ni los títulos universitarios, pero si lo que cada uno vale. Tienen confianza plena en ti.

 

Costumbres

En la lengua danesa no existe la palabra “por favor” pero ellos dan las gracias por todo. “Gracias por el día de hoy” se dice tanto a los amigos, como en el trabajo o en la escuela. “Gracias por la comida” al final de cada comida a quién haya cocinado y antes de levantarse de mesa, son algunos de los ejemplos.

 

Prohibiciones

Los fuegos artificiales solo se pueden vender durante 15 días en diciembre, y utilizarlos solo el 31 de diciembre y el día 1 de enero. Trabajar fuera de las horas laborales está mal considerado.

 

¿Cómo conocen a los daneses?

Según la ONU, Dinamarca es el país más feliz del mundo. Varios autores han reflexionado sobre el tema y sus obras dan respuesta al enigma detrás de este buen rollo bajo el término danés hygge. Algo que el resto del mundo traduce como “lo acogedor” o “lo familiar”. Estos fueron los dos principales motivos que me motivaron a iniciar la que está siendo la mejor aventura de mi vida.

6 comentarios

  • te has encontrado un hueco sales recien del horno de pan ,y ale a por todas,yo tengo 48 años pero mi cuerpo se resiente ,si me mandas algo de dinamarca ,creo que ahora ya no no ,alli apartir de ya solo hay cris y lluvia ,o no¡

  • Testifico que la gente en Dinamarca es muy amargada, maleducada, extraña y agresivos. Cuidado con prestarse a la propaganda danesa, el adoctrinamiento comienza en la escuela para vender que es país de la gente más feliz, jajajaj Es una mentira producto del arte del engaño. Si pudiera denunciar el fraude en la corte internacional por el semejante transgresión a verdad. Gris son los daneses en general, que por cierto cuando van al sur de Europa son sorprendidos por el buen trato y la cordialidad, ellos no respetan las leyes pero cuando regresan a Dinamarca te insultan y atropellan si apenas te sales de la más minima loca regla danesa como por ejemplo si caminas por la vía de las bici- Se les sale la clase. Esta gente es de lo peor. Ahí es cuando los descubres. No permitas que te expriman cuando visiten nuestros lindas tierras de sol.

    • ¿Hola cómo estás? ¿Te pasó eso en Copenhague?. Quisiera conocer Dinamarca y su gente pero por esos comentarios no dan ganas, espero que sea todo malo. Ciao

  • De acuerdo con el último comentario, vengo muy desilusionada de un viaje a Copenhague, me han parecido los daneses, muy muy poco amables, maleducados, nadie, ni en el hotel,, ni en el ascensor te da los buenos días, te dicen hola, no te intenta ayudar nadie, ni en el aeropuerto, les he visto grises, y muy muy poco simpáticos o amables, directamente te ignoran, y si preguntas cualquier indicación, dirección, hacen lo mínimo por ayudarte, que lastima, tenía otra idea bien diferente, eso del país con mejor calidad de vida….. Me temo q muy en desacuerdo

  • Dinamarca es un país dónde la gente se pone enferma y no va a trabajar hasta que no se recupera. Aquí es fácil entender lo que significa ser un país feliz. La tranquilidad con la que se toman la Vida y la capacidad de diálogo y tolerancia es brutal. Los del Sur deberíamos venir a vivir todos una temporada a tierras vikingas y aprender un poco de la humildad y la senzillez que los distingue. La psicología del trabajo de los daneses está a años luz de nuestra España. Además de que también son muy trabajadores. El valor de la confianza y la lealtad están presentes y son importantes en el día a día. El danés por regla general se respeta a sí mismo y nos ha enseñado a algunos extranjeros a hacerlo también. Les encuentro un cierto perecido con los catalanes cuando hablamos del dinero. Son muy ahorradores y un poco bastante tacaños. Aunque se entiende el hecho de que cada uno se responsabiliza de su vida y si necesitas ayuda …ya están los servicios sociales. Es un país escuela para el mundo en cuánto hablamos de convivir y de saber estar. Copenague es una ciudad internacional dónde se respira libertad. Y Christiania un pequeño Nueva York, sobre todo en verano. Dinamarca es el país latino de Escandinavia …les gusta mucho divertirse y son fieles a sus amigos. De todo hay en la viña del señor…pero yo hablo de la gran mayoría de los daneses. Lo malo?….el tiempo!!!! pero no por el frío o la lluvia….sino por su inestabilidad, que al final empiezas a saber que es la resignación.Y bueno…. después de vivir casi veinte años aquí (vine en el 1999) ya me voy. No los cumplo. No es mi cultura. Suerte a los que os quedáis, la Dinamarca de hoy no es la de ayer. Somos muchos ya.

Deja una respuesta