Inmersión lingüística para aprender inglés

Inmersión linguística en Londres

Los idiomas son una de las asignaturas pendientes para muchos españoles, sobre todo, cuando hablamos del inglés. Algunos expertos coinciden que las dificultades que mostramos ante su aprendizaje vienen provocadas, en parte, por un sistema y metodología educativa que no cultiva aspectos relacionados con la inmersión lingüística y que se muestra especialmente centrada en la memorización y estudio de la gramática en detrimento de la parte más práctica del idioma: la expresión y la comprensión oral. Por eso, si por ejemplo tenemos la oportunidad de viajar a Londres podremos poner en práctica el refuerzo de nuestra formación y nuestro nivel de inglés.

No obstante, aunque el hecho de viajar a un punto anglófono como es Londres será una base esencial para poder proceder a nuestra inmersión lingüística, no será el único aspecto que debemos tener en cuenta. Así es, si nos surge la posibilidad de vivir esta experiencia, debemos ser conscientes que para aprovecharla al máximo tendremos que hacer un esfuerzo en otros aspectos. A continuación, detallamos algunos de los puntos a tener en cuenta si queremos realmente alcanzar un buen nivel de inglés.

  • Frecuentar espacios auténticos: aunque esta idea puede resultar un poco complicada en las grandes metrópolis, lo cierto es que buscar lugares típicos de la zona nos ayudará enormemente en el proceso de inmersión. En ellos escucharemos expresiones típicas y palabras de la vida diaria que no salen en los libros de texto, pero que resultan de gran utilidad. Son aspectos como estos los que más debemos aprovechar, ya que no los tendremos a nuestro alcance una vez acabe nuestra inmersión. Si nos habituamos a frecuentar lugares turísticos, no solo nos costará más posteriormente habituarnos a los auténticos acentos de los nativos, sino que además estaremos relacionándonos continuamente con personas de nuestro mismo país, con las que con total seguridad no practicaremos inglés.
  • Tratar de conocer gente local: aunque la facilidad para conocer gente nueva está en parte condicionado por nuestro carácter, el esfuerzo merece la pena. Son ellos los que nos podrán descubrir los espacios auténticos de la ciudad y su riqueza lingüística.
  • Una estancia de tiempo media: aunque permanecer en el lugar va a depender en gran medida de nuestros recursos económicos, es importante saber que cuanto más tiempo pasemos allí, más oportunidades de aprender el idioma tendremos. Una de las vías para ello puede materializarse a través de la búsqueda de empleo o de formaciones sujetas a becas de estudios.
  • Estudiar y fomentar un aprendizaje consciente: aunque esto es algo que no suele mencionarse, cuando aprendemos un idioma nuevo es muy importante que seamos conscientes en todo momento del proceso. Esto significa que técnicas básicas como apuntar en una libreta cada palabra o expresión nueva que aprendemos o hacer un esfuerzo por memorizarlas pueden resultarnos muy útiles.
  • Evitar círculos formados íntegramente por hispanohablantes: esto es sin duda uno de los must más indispensables y básicos. Al principio de nuestra estancia en el país puede resultarnos difícil ponerlo en práctica, ya que tendemos a ir hacia lo más fácil y cómodo. Sin embargo, al cabo de un tiempo lo agradeceremos ya que nuestro aprendizaje será mucho más rápido y eficaz.

Deja un comentario

Artículos Patrocinados