Entrevista a Marc Artacho, voluntario en Dublín con el programa Servicio Voluntario Europeo

entrevista-marc-voluntario-europeo

Hoy entrevistamos a Marc Artacho, un joven nacido en Barcelona que ha hecho recientemente el Servicio de Voluntariado Europeo, desde Septiembre del 2014 a Agosto del 2015 en Dublín, Irlanda, concretamente el el departamento de Comunicación y Captación de Fondos de la entidad sin ánimo de lucro YMCA Dublin.

 

Hola Marc, primero de todo darte las gracias por compartir este rato con todos los lectores de mevoyalmundo.com

Gracias a ti, por la gran ayuda que prestas con este portal.

 

¿Cómo te enteraste de este tipo de programa y por qué te decidiste hacerlo?

Pues hace ya algunos años tuve la primera gran fortuna de acceder a la Beca Séneca, desaparecida en el curso 2013/2014, y empezar a moverme ya un poco a nivel geográfico dentro de España. Nací en Barcelona, aunque tengo también sangre andaluza, y fue a Málaga y a su universidad donde decidí irme a pasar un año de mi vida. Allí conocí el “Youth Exchange” o Intercambio Juvenil a través del Área de Juventud y una cosa me llevó a la otra. Fue entonces cuando empecé a descubrir un poco más en profundidad todo el mundo que hay respecto a los voluntariados y las becas de movilidad, ahora reunido todo bajo el marco Erasmus+. Decidí aprovechar la oportunidad de salir del país sin apenas dinero porqué quería aprender inglés. Además tengo debilidad por las causas benéficas, la comunicación social, el desarrollo sostenible… y pensé que era una buena forma de seguir creciendo como persona y profesional. Y así ha sido.

marc-cenando-voluntariado-europeo

 

¿Que procedimiento seguiste para apuntarte y que tiempo tardaste hasta que empezaste a trabajar como voluntario europeo?

En mi caso, después del Intercambio Juvenil que hice en Eslovenia durante 15 días, quise más al volver. Entonces fue cuando descubrí la opción del Servicio de Voluntariado Europeo a través de la Fundació Catalunya Voluntària quienes me lo gestionaron todo y me fui a Bulgaria durante un mes enseguida. Al acabar este mes de voluntariado en Bulgaria y volver a casa, ya no era ni mucho menos el mismo. Viajar me ha hecho crecer de una manera muy especial. Fue entonces cuando en mi mente había una cosa como meta: ir a un país de habla nativa inglesa y acabar de exprimir el SVE (Servicio de Voluntariado Europeo).Fue entonces cuando por mi cuenta estuve un primer año mirando de reojo los proyectos que habían y otro más aplicando seriamente. Me llevó tiempo. Hay personas que han tardado mucho menos que yo en ser elegidos para los proyectos. Al final lo que hay en común son las ganas y creer en ello hasta que un día inesperado recibes el “yes” esperado. Fue entonces cuando me puse en contacto con mi entidad de envío y ya empezamos a prepararlo todo.

 

¿Qué inglés tenías por entonces y que requisitos suelen pedir?

Mi inglés era el “intermedio” que prácticamente se dice que tiene el ciudadano español medio. Era una de mis limitaciones. Gracias al intercambio juvenil y al primer voluntariado de corta duración que hice pude perder el miedo a este idioma que tanto parece que nos cuesta aprender y coger un poco más de confianza para seguir adelante. En cuanto a requisitos, aparte del CV, cuenta mucho la actitud. Este tipo de programa se basa en la educación no formal y aquí entran en juego unos factores más humanos que nada tienen que ver con notas o con aprobar o suspender un examen.

 

¿En que consitía tu trabajo en el voluntariado?

He estado en el departamento de comunicación y captación de fondos de la entidad. Mi trabajo ha ido desde gestionar bases de datos, diseñar, tratar con clientes face to face, por email o teléfono hasta coordinar un pequeño equipo de voluntarios en la campaña de navidad de la entidad para recaudar fondos para los programas sociales con jóvenes, padres y madres.

YMCA-voluntariado-europeo-dublin

 

¿Qué condiciones tenías?

Muy buenas, en mi caso. El programa incluye el alojamiento, el vuelo de ida y vuelta, formación del idioma del país de acogida y el “pocket money” o dinero de bolsillo para comida y gastos personales. Estaba situado prácticamente en el centro de Dublín y también tenía acceso gratuito al gimnasio de la entidad, igual que el resto de trabajadores.

 

¿Con qué te quedas de esta experiencia?

Me quedo con el crecimiento personal que he hecho a lo largo de este año. Sin duda ha sido uno de los mejores años de mi vida. Ha dolido también pero se crece en consecuencia. Me quedo con la lucha interna que uno tiene cuando está solo y lo está pasando mal por lo que sea, la fuerza que sacamos para seguir adelante y la nueva fortaleza que he creado al respecto. Esa es una de las cosas que he aprendido este año. A luchar cada día un poco más por seguir adelante creyendo en mí y en mis sueños.

 

¿Algo malo?

voluntario-europeo-irlanda¿Malo…? Bueno, sí, claro, algo hay, no es oro todo lo que reluce y creo que hay que tener un pié en los sueños y otro en el suelo. La experiencia de salir de casa e irte a un país extranjero puede doler, como puede pasar con todas las primeras veces, pero es temporal si uno quiere, como la gran mayoría de cosas, y la recompensa suele ser mayor que el sacrificio. Al final la satisfacción es mayor que la frustración, el placer mayor que el dolor, el aprendizaje mayor que el miedo a fallar. Aprender a ser paciente es una de las cosas que mejor me han ido a mí para superar los peores momentos. La paciencia y la confianza. Hay que aprender a confiar en uno/a mismo/a también. Se me ha hecho duro a veces estar lejos de mi familia o de mis amigos, además del clima, la lengua y las cosas que vienen ya de serie pero al final, agradezco ser quién soy. Antes, durante y, sobre todo, ahora. Pero si tengo que elegir lo peor, sin duda el clima.

 

¿Y ahora, a que te dedicas?

Uno de los objetivos que tenía era encontrar trabajo en Irlanda aprovechando el año de voluntariado. Y así ha sido. Me sigo dedicando a lo mismo. A la comunicación, cada vez más enfocada al desarrollo personal, a la atención al cliente, a dar soluciones, a potenciar cualidades, habilidades… Amo la comunicación, tanto con uno/a mismo/a como entre nosotros. Evolucionar para mí se basa en ello. Saber expresarse y saber entender es, bajo mi punto de vista, esencial para seguir desarrollándose.

 

¿Algún plan de visitar otros países?

Ahora sí… Cuando empiezas, esto ya no hay quién lo pare, parece… Actualmente tengo en mente Costa Rica. El clima en Irlanda no es sea el más soleado del mundo y después de este tiempo empiezo a echar seriamente de menos el Sol. Así que estoy pensando en unas bonitas y cálidas vacaciones al otro lado del charco, que aún no he estado. De la misma manera, tengo en mente ciudades más europeas como Amsterdam, Praga, Berlín, Hamburgo o Edimburgo… Ciudades básicas quizá para el viajero común pero podríamos decir que cada persona tiene su propio ritmo de crecimiento.

 

¿Podrías dejarnos alguna imagen de tu experiencia de Dublín?

¡Claro Andrés! Por supuesto. Os dejo el vídeo final que resume un poco nuestro voluntariado y que hemos realizado las 6 personas que hemos formado parte este año de la entidad. Es uno de los trabajos que hemos tenido que realizar como parte del programa. Personalmente, estoy muy contento con el resultado.

 

 

 

Pues muchísimas gracias Marc, espero que te vaya todo bien en tus planes de futuro y sigas viajando por el mundo.

Muchas gracias a ti. Me encanta la página que has creado, vuestra comunidad y el trabajo que realizas con ella. Es fundamental compartir el conocimiento. Por algo es libre. Y por algo debe seguir siendo así. Es cuestión de comunicación… Para cualquier cosa podéis contactarme en contact@marcartacho.com y seguir una parte de mis ideas en www.marcartacho.com. Un abrazo y que los sueños sean tan grandes que no los perdamos jamás de vista.

4 comentarios

Deja un comentario

Artículos Patrocinados