Jugar al fútbol en Filipinas

Jugar al fútbol en Filipinas

Los recientes éxitos del fútbol español, nos han abierto la puerta del fútbol en países de todo el mundo, poniéndonos la etiqueta de ser buenos futbolistas, solo por venir de España. Claro está que luego hay que demostrarlo, pero es sin duda una gran ayuda que está abriendo muchas puertas a españoles en todo el mundo.

En Filipinas, no ha sido menos y uno de esos jugadores que mejor aprovechó su calidad y su cartel de ser español para hacerse un nombre en el mundo futbolístico de este país, fue Ángel Guirado, quien pasó de jugar en Tercera División, a ser la estrella de la selección nacional de Filipinas.

Natural de Ronda, Málaga, pero de madre filipina, se aventuró en la liga de este exótico país, al ser llamado por la selección de su país materno.

Angel, aun juega en el Davao y a su aventura también le siguió su hermano mayor Juanin, quien ya se retiró hace un par de años.

Y no son los únicos españoles que juegan o han jugado en esta liga, uno de los últimos en llegar ha sido Toni Doblas, quien, a sus 37 años defiende la portería del Ceres FC.

Llegados a este punto y si eres bueno jugando al fútbol, quizás te estarás preguntando, ¿y si me voy para allá, podría ser una estrella en este país?

Eso mismo es lo que le venden a muchos jóvenes africanos, que al llegar se encuentran con que el contacto que les habían dado ya no está, quedan deambulando por los campos de fútbol de categorías inferiores y acaban enrolándose en planes de estudio, para al menos poder seguir residiendo aquí de forma legal.

La realidad es que en la Liga Filipinas únicamente hay 6 equipos y solo pueden jugar 3 extranjeros en cada uno de ellos, por lo que las posibilidades se reducen a 18 plazas.

Además, la Liga de Filipinas no es rentable y la mayoría del dinero que mantienen a estos equipos son de familias y patrocinadores que apoyan a sus equipos por amor a este deporte, más que por la rentabilidad que pueda dar.

Pero si eres extranjero y vives en Manila, puedes jugar al fútbol, en lo que sería como la segunda división de este país.

Después de la PFL (Philippines Football League), hay una serie de campeonatos que preceden a esta liga, y en donde en la capital, destaca la Weekend Football League, en donde ya no existen límite de extranjeros y un equipo no necesita de grandes esfuerzos económicos.

En este campeonato hay 3 divisiones, la Champions Division (la primera), la Challenger y la Contenders, con 8 equipos en cada una de ellas.

Un campeonato que incluso podrías jugar a la vez que compaginas con tu trabajo, como es el caso de Oscar Peixoto, delantero del Manhur Fátima FC, que en este momento ocupa la primera posición de la Champions Division.

Oscar es portugués, aunque habla un perfecto español y trabaja una consultoría como analista financiero.

Es muy común ver a muchos extranjeros, también españoles, en Manila, en empresas que trabajan para grandes compañías internacionales que externalizan servicios. Esto se debe a que en muchas ocasiones necesitan de agentes que hablen español, portugués u otras lenguas de países extranjeros.

 

Oscar, ¿cómo llegas a jugar en la Weekend Football League?

Yo ya jugaba al fútbol con el equipo de mi compañía, con el que fui pichichi, en una liga de empresas en la que jugábamos.

Entonces una compañera de trabajo, me invitó a entrenar con el equipo que entrenaba su marido, el Manhur Fátima FC, que ya jugaba en la primera división de este campeonato.

Así que hice la pretemporada con ellos y finalmente me quedé.

Oscar jugando con su equipo, el Manhur Fátima FC

 

¿Puede cualquier extranjero jugar en esta liga ?

En los equipos de esta competición no hay un número máximo de extranjeros y de hecho ha habido equipos que estaban formados solo por japoneses o indios, ya que se juntaban entre ellos y formaban su propio equipo de fútbol.

Pero este año, ya si que uno de los requisitos que te piden es estar residiendo aquí de forma legal, ya sea con un permiso de trabajo o de estudios.

Esto es debido a que estaban llegando muchos indocumentados de países de África, que acababan aquí no se muy bien de qué manera, simplemente para jugar al fútbol.

 

¿Cómo tendría que hacer alguien para jugar en uno de estos equipos?

Conociendo a gente que ya juegue en esta competición. Si tienes a algún conocido no es muy complicado entrenar con ellos y si eres bueno, ya podrías formar parte del equipo.

La pretemporada es entre mayo y agosto, y durante ese tiempo el entrenador ya valora con quien quedarse para el resto de la temporada. Aunque la inscripción de un jugador se puede hacer en cualquier momento, también una vez empezada la liga.

La mejor forma de hacer contactos y de empezar a jugar al fútbol en Manila, es participando en los partidillos que se organizan en campos como el Turf BGC o en el Makati Circuit Blue Pitch.

Puedes encontrar más información de cómo apuntarte a estos partidillos en Football Manila One Language.

También hay algunos grupos de Facebook, en donde te puedes poner en contacto con otros interesados para organizar partidos.

 

¿Se cobra por jugar en un equipo de la Weekend Football League?

Normalmente no. De hecho a principio de temporada los jugadores suelen pagar parte de la inscripción y también te tienes comprar tu propia equipación.

En mi caso, tuve que pagar alrededor de 2.500 pesos, que son poco más de 40€.

Pero sí que hay algunos equipos que si pagan a algunos jugadores, dinero de bolsillo, para el día a día o incluso les dan alojamiento. Pero suele ser a jugadores que se dedican al 100% a  su equipo, no trabajan, van a todos los entrenamientos y no tienen muchos recursos, como pasa con muchos jugadores africanos.

 

¿Cómo son los entrenamientos y cada cuánto tiempo se juega?

Hay algunos equipos que entrenan dos o tres días a la semana. En el caso de mi equipo no entrenamos. Quedamos directamente el día del partido y aún así vamos primeros.

Solemos jugar cada domingo, entre las 12:00 y las 15:00, dependiendo de la disponibilidad del campo. Cada equipo tiene su propio campo, que comparte con muchos otros.

Manhur Fátima FC, antes de uno de sus partidos

 

¿Cómo son los campos?

Suelen ser de césped artificial.

 

¿Cómo es tu equipo, qué nacionalidades lo componen?

En mi equipo por ejemplo ahora hay jugadores de Nigeria, Portugal, Sudán, Filipinas, Suecia, Costa de Marfil, Gana o Arabia Saudí. Hay un gran ambiente y se aprende mucho de culturas tan diferentes.

 

Veo que hay muchas nacionalidades, ¿de dónde vienen la mayoría de jugadores extranjeros?

La mayoría de extranjeros que juegan aquí son africanos. Se podría decir que alrededor del 30% vienen de este continente.

 

¿Alguna joven promesa que creas que pueda destacar en alguna liga de mayor prestigio?

El nivel de este campeonato tampoco es que sea de lo más alto, pero sí que hay jugadores que luego van a otras ligas de más prestigio como a la primera división de aquí de Filipinas, a India o incluso Japón.

 

¿Algún caso en tu equipo que se haya hecho profesional y pueda vivir de ello?

En mi equipo había un chaval de Costa de Marfil, centrocampista defensivo, muy bueno, Cheick Romuald Traoré.

Llegó desde Costa de Marfil, con una propuesta para jugar al fútbol aquí en Filipinas, que al final resultó no ser lo que parecía.

Una vez aquí no encontró al contacto que le habían dado. Yo lo encontré ya haciendo la pretemporada con nosotros en el primer año que estuve en el equipo.

Ahora está en Portugal entrenando con el Académica de Coimbra, de la Segunda División de allí.

 

¿Cómo llegó hasta allí?

Uno de los jugadores de mi equipo, David, jugó en la Segunda División portuguesa, en el Naval. Ahora tiene 38 años y  juega con nosotros, uno de los mejores en su puesto de delantero.

Tenía contactos en Portugal, su mejor amigo jugó en el Académica de Coimbra.

A través de ese contacto lo inscribió en una agencia de jugadores y le consiguió un programa de 3 meses, en los que entrena y tiene alojamiento, en este equipo de la Segunda División portuguesa.

El viaje se lo pagamos entre yo y el director de mi compañía y la estancia y el programa se lo ha pagado el propio David.

Ahora a ver qué pasa, si se puede quedar en ese equipo o va para otro sitio. Ya al menos está en manos de esta agencia de Portugal que tiene más contactos y puede conseguirle otras oportunidades.

 

Volviendo a tu equipo, el Manhur Fatima FC, veo que vais primeros. Si ganáis, ¿váis  a la PFL, la división más importante de Filipinas?

No creo. Para jugar en esa división, no es necesario ser campeón en esta liga que estoy jugando, sino tener los recursos necesarios.

En la PFL solo hay seis equipos y si mañana quieres participar en ella, simplemente tendrías que inscribir tu equipo y cumplir una serie de requisitos, como por ejemplo tener un equipo juvenil (los cuales juegan en nuestra liga) y los medios económicos necesarios.

 

¿Qué destacarías de los jugadores filipinos, son buenos?

Hay de todo, pero por norma general, son muy rápidos, y algunos tienen técnica. La mayoría vienen de participar en el equipo de su universidad, ya que aquí no se estila mucho eso de coger la pelota e irse a la calle a jugar.

 

¿En qué zonas de Filipinas es más popular el fútbol?

Sobre todo en Negros, Cebú, Davao e Ilocos. En Ilocos sí que hay campos de futbol por la calle, es una de las ciudades que aún conserva mucha influencia española.

 

Pues muchas gracias Oscar, espero que sigas marcando muchos goles con la camiseta del Manhur FC y que Cheick Romuald Traoré, se acuerde de ti cuando triunfe en Europa. 

¡Gracias a ti!

Deja un comentario