Ley de la Atracción y el por qué deberías de creer en ella

Ley de la atracción

La ley de la atracción viene a decir que podemos conseguir lo que queramos con tan solo imaginarlo.

Está claro que no vas a conseguir algo al instante por solo pensarlo, pero cuando pones una imagen en tu cabeza y lo visualizas como una meta a la que llegar, el mundo girará en torno a ella y lo conseguirás.

La ley de la atracción se basa en que te llegan a tu vida las cosas que piensas, por lo que si piensas cosas positivas atraerás cosas buenas y por el contrario, si eres negativo y siempre piensas que todo saldrá  mal, efectivamente así será.

Personalmente supe por primera vez de esta ley cuando me leí El Secreto, un popular libro que ha vendido millones de unidades y que se basa en contar en qué consiste esta teoría y cómo llevarla a la práctica.

Y he de decir, que en mi caso esta teoría me ha ayudado muchísimo y por eso quiero contarte aquí como la apliqué y cómo me cambió la vida.

Ya sé que esto suena un poco a historia de coach vendehumos, pero tranquilo, no trataré de venderte ninguna conferencia ni de convencerte de que tienes que pegarte palmadas en el pecho repitiendo una frase, al estilo de Leonardo Di Caprio en El Lobo de Wall Street.

 

Cómo aplicar la Ley de la Atracción en tu vida

Aquí te voy a contar cómo aplicar la ley de la atracción, con de ejemplos prácticos que yo mismo he tenido en mi vida, para que lo puedas entender de una forma más clara. 

 

Define tus objetivos

Esto es una de las cosas más importantes, saber lo que quieres. Y esto no puedes confundirlo con quiero ser como esa persona que parece ser feliz o con pensar que las cosas materiales te van a traer automáticamente la felicidad.

Hay personas que parecen felices y que verdaderamente no lo son o viceversa y en cualquiera de los dos casos nunca sabrás lo que esa persona lleva detrás, necesarias para que esa persona sea como es en la actualidad y que a lo mejor tú no quieres pasar por ellas, como grandes desgracias, enfermedades o pérdida de familiares. 

Así que lo primero que tienes que hacer para definir tus objetivos es dejar de mirar a los demás y mirarte a ti mismo, piensa qué te hace feliz en el día a día y cómo te gustaría vivir y ponte objetivos en función a ello.

En mi caso, me encantaba crear, escribir y poder ayudar a los demás, así que vivir del proyecto que tenía en mente, un blog que ayude a la gente a irse al extranjero a vivir, era el objetivo ideal por el que luchar. 

Quizás a ti te guste cocinar, estar con animales, las plantas, el relacionarte con personas, el fútbol, un coche en concreto.

Busca eso que sepas que te llena y busca y define tu objetivo en función a ello. Busca lo que quieres ser y y lo que quieres tener porque realmente te haga feliz y hazlo por ti y no para aparentar nada ante los demás. 

 

Haz un plan

Una vez tengas claro lo que quieres, diseña un plan para conseguirlo. Coge papel y boli o crea un documento en tu ordenador y define un plan paso a paso.

De esta forma te será más fácil visualizar lo que quieres y lo que tienes que hacer para conseguirlo

Vivimos en un sociedad que nos bombardean diariamente con con productos, cosas que nos dicen que nos hacen falta y con problemas varios cuya solución tampoco es que dependa de nosotros en muchas ocasiones.

Todo eso nos puede hacer desviar la atención de lo que realmente queremos y necesitamos en nuestras vidas.

Así que si has hecho un buen trabajo de retrospección y sabes realmente lo que quieres, apúntalo para no olvidarte y que nada ni nadie te confunda. 

No vas a conseguir las cosas con tan sola imaginarlas, tienes que trabajar para ello y saber bien lo que tienes en tus manos para conseguirlo. 

El plan que hagas hazlo aceptando las reglas del juego, para nada vale que quieras cambiar el mundo y para ello tu plan es atracar el banco de España, eso mejor dejarlo para guiones de ficción. 

Si quieres un coche en concreto, el primer paso sería saber el precio. Una vez sepas lo que vale, haz los cálculos del dinero que necesitarías ahorrar y cómo podrías conseguirlo:

  • Vendiendo cosas que no usas como el coche que tengas ahora mismo.
  • Dinero que puedes ahorrar mes a mes.
  • Trabajos extras que puedes hacer.

 

Identifica las señales y disfruta del camino

Una vez que tengas en mente el dinero o el objetivo que necesitas y sepas que lo vas a conseguir, verás que todo va a empezar a girar a tu alrededor para que lo consigas.

Quizás te llegue alguien y te haga una oferta por tu coche, te llegue un ingreso extra que no esperabas o te salga algún trabajillo con el que no contabas. 

Aquí, un ejemplo de cómo funciona esta teoría. Quizás ese trabajillo que te llega, antes no lo harías por pereza y porque creías que no te hacía falta, pero ahora que sabes el dinero que tienes que reunir, que lo tienes definido perfectamente, lo cogerás encantado e incluso disfrutarás haciéndolo porque sabes que estás trabajando para conseguir tu objetivo. 

En mi caso una de las partes de mi plan era irme al extranjero, algo lógico si quiero hacer un blog competente que trate de eso. No quería irme a Londres porque allí llovía y hacía frío, pero sabía que ese era mi plan y lo conseguiría, y el mundo trabajaría para traerme lo que necesitaba para lograr mi plan. 

Mientras trabajaba 12 horas al día en un almacén, escuchaba continuamente audios y cursos de inglés. Durante esos días mis compañeros de trabajo estaban expectantes por el combate de boxeo que venía, Pacquiao vs Márquez.

Yo no sabía ni quién era Pacquiao, pero empecé a informarme y vi que era de Filipinas. Ahí hablaban inglés y era un país tropical… Destino decidido, me iba a Filipinas.

Así que ya tenía el destino y definí el plan, ahorrar 3.000€ para irme 3 meses. 

Me empecé a informar y me acabé enterando de que allí había oportunidades para trabajar en call centers hablando español. Yo no tenía experiencia en eso, pero me iría de todas formas.

¿Y sabéis qué pasó?

Una persona que ni siquiera conocía puso en un grupo de amigos de WhatsApp que en su empresa buscaban teleoperadores para trabajar en un call center. ¡Ideal para ahorrar algo más de dinero y coger experiencia!

Pero veía muy complicado pasar, era un producto imposible de vencer por teléfono, Disfruta y Ahorra, ahí llamando a las 4 de la tarde cuando la gente duerme la siesta…

Pero se me quedó una frase que me dijo uno de mis compañeros cuando pasábamos por la cristalera que daba al call center con cientos de personas trabajando. Si esa gente lo ha conseguido, ¿por qué tú no?

Training de 15 días sin pagar con 40 personas, pasamos 20 y yo estaba entre los elegidos. 

A los 6 meses, de los 20 que entramos, quedábamos 3 de los que entraron de mi curso, todos los demás los despidieron por no vender. Estaba trabajando literalmente en una mierda de empresa y ante tal número de despidos cada semana el agobio de mis compañeros era comprensible.

Pero yo estaba tranquilo, me daba igual el día que me echaran, día que trabajaba, día que cobraba y día que aprendía para mi posterior objetivo, irme a Filipinas y encontrar un trabajo allí.

Y por eso mismo conseguía vender por teléfono un producto que yo nunca compraría, porque me daba igual, llamaba tranquilo, les explicaba claramente el producto al cliente y no les transmitía ninguna ansiedad, porque no tenía. 

Pero los ahorros para irme se me iban en mi coche que cada mes tenía que arreglar con algo nuevo. ¿Solución? venderlo por lo que me dieran y con eso y lo que ya había ahorrado, ya tendría esos 3.000€ que iba buscando. 

Una vez en Filipinas conseguí 2 ofertas de trabajo en dos semanas, sin echar ni un solo currículum, tan solo conociendo a gente. No estaba agobiado, mi plan era estar allí 3 meses, si encontraba trabajo mejor y es lo que quería, pero si no, simplemente viviría la experiencia. 

Y una vez más, el mundo giró a mi favor. En dos semanas tenía dos ofertas de trabajo por dos españoles que conocí.

Esa es una de las claves de la Ley de la Atracción. No creas que solo por pensar las cosas vas a conseguirlas, trabaja y toma los pasos necesarios y una vez hayas hecho lo que tienes que hacer, espera a que te lleguen los resultados, no te agobies, sigue trabajando, aprende y disfruta de cada paso que des

En mi caso, con solo imaginar tener un blog y vivir de él, no era suficiente, los artículos no se iban a escribir solos. Y tampoco quería eso, porque como te he comentado anteriormente, a mí me hace feliz escribir, me gusta trabajar en eso para conseguir mi objetivo. 

 

No existen personas tóxicas o al menos trata de no pensar así

Aquí me atrevo a contradecir una de las creencias más comunes que existen y que me parece bastante cruel, el pensar que hay personas tóxicas.

Todo el mundo tenemos un lado bueno y divertido y otro malo. Céntrate en ver la parte divertida de todo el que te rodea y de la gente que también lo ve en ti y te hace sentir bien. 

 

La rabia y la impotencia también es energía, ¡aprovéchala!

Y si definitivamente no encuentras la parte divertida en una persona de las que te rodea, normalmente tienes dos opciones ir contra ella o cambiarte de acera. Elige la segunda siempre que puedas. Aunque sí que es verdad que a veces no vale con cambiarte de acera, por ejemplo si esa persona está en tu trabajo o es un compañero de piso. 

A todos nos ha pasado y nos seguirá pasando, tampoco quiero que penséis que el que escribe esto tiene la fórmula de la felicidad.

Yo también he tenido situaciones, sobre todo en lugares de trabajo y compartiendo piso en los que no tienes elección y tienes que ver y hablar con gente que no te gusta o hablan mal de ti y conozco perfectamente esa rabia que a veces nos consume y no nos deja pensar en otra cosa, generando pensamientos negativos que nos envenenan e incluso nos afecta al carácter.

Sí, lo he vivido y sé lo que es, igual que seguramente el 100% de la población.

Pero cuando tienes un objetivo claro por lo que luchar en la vida, algo que quieras conseguir con todas tus fuerzas, te será más fácil cambiar el chip, ponerte a pensar en tus cosas y sacar así de tu cabeza esos pensamientos negativos.

Esa rabia que te pueden generar las personas no deja de ser energía, utilízala para luchar con más fuerza aún por tus sueños, para reorganizar tu vida con las cosas que te gustan y recuerda, haz las cosas por ti, no por ir precisamente contra esa persona en concreto que te saca de quicio.

Y aquí te pongo otro ejemplo claro de como aproveché esto. En mi último trabajo, al cual llegué muy ilusionado porque trataba de escribir para páginas web, mi jefa era bastante exigente y cuadriculada y tenía la mentalidad del jefe con látigo que tan extendida está por España desgraciadamente.

Eso, unido a que yo no aguanto que me hablen mal y que el trabajo era extremadamente aburrido, fue un cóctel explosivo.

Además, estaba en un país nuevo, en Alemania, apenas tenía amigos y realmente lo pasé mal en muchos momentos.

Pero toda esa rabia que sentía cuando llegaba a mi casa era energía, y la volqué en mi blog, en ese momento más que nunca quería poder vivir de él.

En solo dos meses terminé de conseguirlo y tengo que decir que en gran parte fue gracias a ella, no quería volver a trabajar para jefes así y también gracias a lo que aprendí en ese trabajo, porque al fin y al cabo era una empresa que mantenía a más de 100 personas trabajando solo con páginas web de contenido.

Aprendí muchísimo, sobre todo de marketing de afiliación, gracias al cual logré llegar a ganar los 1.000€ al mes que necesitaba para poder dedicarme en cuerpo y alma a mi blog. 

Al final me fui, creo que justo antes de que me echaran y desde entonces llevo 4 años trabajando en lo que me apasiona, en mis propias páginas web. 

Por el camino han surgido otros muchos problemas, me he puesto nuevos retos y he conseguido otras cosas que en su día enfoqué en mi mente como comprar un piso o el coche que siempre quise. 

Y cada vez que consigo algo, sé que automáticamente me tengo que poner otro reto, porque si no, la vida se vuelve aburrida y en este mundo aún hay muchas cosas por hacer

 

¿Hay algo que no hayas conseguido?

No todo lo que me he propuesto me ha salido siempre, no todo lo que he imaginado se ha cumplido aún y a día de hoy pienso que muchas de las cosas que en su día me planteé y no conseguí, fue porque no las deseé con la suficiente fuerza o porque por el camino me di cuenta de que no era lo que yo quería. 

Ahí quedó, por ejemplo, mi intento de serie documental El Último Balón de Filipinas, que tuve que dejar después de meses de trabajo porque se me cayó el disco duro al suelo y lo perdí casi todo y luego porque en un segundo intento, un taxi en Manila me robó todo mi equipo.

Pero todo pasa por algo y sé que hasta esas cosas me van servir para lograr futuros objetivos que ya tenía en mente incluso antes. 

 

Mi siguiente objetivo, hacer y vender un blog por 20.000€

Una vez conseguí vivir de mi blog, uno de los mayores objetivos que me he puesto en mi vida, me di cuenta que tampoco era 100% feliz e incluso me sentía vacío.

Ya no tenía nada en mi cabeza, ningún objetivo por el que luchar. Los últimos 4 años de mi vida estuve en todo tipo de trabajos, algunos muy duros y aún así los disfruté todos, porque sabía que eran el camino que tenía que hacer hasta llegar a mi objetivo. 

Y ahora que había llegado y vivía en una casa con piscina en Bali, me sentía solo y más vacío que nunca. 

Ahí me di cuenta de que necesitaba poner otro objetivo en mi vida, otra meta por la que luchar y así es como normalmente he sido más feliz, trabajando por conseguir objetivos concretos

En el momento que escribo esto, mi objetivo es vender GranPrimo.com por 20.000€.

GranPrimo.com es un proyecto que estoy llevando a cabo con mi otro blog, ComoVivirdetuBlog.com, en el que te cuento cómo estoy haciendo un blog desde cero hasta lograr venderlo. 

¿Lo conseguiré? El tiempo dirá…

 

La Ley de la Atracción tal y como yo la veo, resumida en unas líneas

La Ley de la Atracción, a mi modo de ver no es otra cosa que:

  • Poner un objetivo claro en tu mente.
  • Hacer un plan para lograrlo.
  • Trabajar en base a ello a la vez que disfrutas del camino, aprovechando las señales que vas a encontrar.
  • Pensar siempre en positivo, todo pasa por algo.

De esta forma, no solo vas a conseguir muchas de las cosas que te propongas, sino que también puedes lograr ser un poco más feliz, sobre todo cuando descubras que hay más felicidad en el camino que en el logro del objetivo en sí. 

Si quieres profundizar un poco más sobre esto te recomiendo dos libros, El Secreto y El Alquimista

¿Cuál es tu experiencia con la Ley de la Atracción? ¡Deja un comentario!

1 comentario

Deja una respuesta