El día del silencio

El día del Silencio

El día 25 de marzo será el Silent Day, el Día del Silencio.



El día del Silencio

Todo tendrá que permanecer cerrado, nadie podrá salir a la calle, bajo multa de unos cuantos millones. No habrá ni una sola conexión aéreaTodas las luces apagadas.

A cambio, puedes salir al  balcón, a tu patio o piscina, si la tienes, a contemplar las estrellas y disfrutar del sonido de la tranquilidad, respiras, piensas, asumes, descansas…

Al día siguiente todo vuelve a fluir y lo ves todo algo diferente, lo aprecias todo un poco más, lo quieres, te preocupa lo que te rodea, porque todo te sorprende de nuevo. 

Es el Ngembak Geni, momento de pedirse perdón, los unos a los otros. 

Dos días antes, el 24 de marzo en el Ogoh-Ogoh se quemarán todos los malos espíritus a través de grandes figuras de demonios que se dedican a construir durante semanas para pasearlas en cabalgatas, hasta acabar ardiendo en los cementerios.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por OGOHOGOH STT (@ogohogoh_stt) el


Hay ofrendas, cascabeles, cabalgatas y niños, muchos niños corriendo descontrolados por todos lados, algunos con disfraces de demonios con varias cabezas.

Los que llevan a las figuras religiosas respetan un orden que dirigen los mayores y las autoridades de los banjares. Los banjares son como los barrios de cada ciudad y siempre hay una familia que lo controla por tradición, teniendo en ocasiones incluso más poder que la policía del país. 

La religión es lo primero, lo saben los hinduistas balineses y lo saben los musulmanes con quienes conviven y se relacionan cada día. Estamos en Bali y no olvidemos que esta isla pertenece a Indonesia, el país con más musulmanes del mundo

Y sí, también existen recelos y cuando algo está sucio o hay un robo, siempre hay una religión más señalada que otra, entre las opiniones de estos ciudadanos de paisajes aún rodeados de verdes arrozales.

En el siguiente vídeo de esta canal de Youtube para aprender Bahasa-Indonesia, te explican (en inglés) en qué consiste este singular día que celebran cada año.

 

El coronavirus, nuestros días del silencio

Paradojas de la vida, ahora nos ha tocado o nos va a tocar a nosotros vivir en algunos casos esa sensación de absoluto silencio en ciudades antes abarrotadas.

Vivimos en un mundo globalizado y en cambio nuestra forma de ser cada vez se está volviendo más individualista.

La naturaleza es sabia y a veces su ley es dura, pregúntale a los dinosaurios cuando se vieron llegar el meteorito o a cualquier afgano o sirio que haya visto llegar decenas, hace unos meses. 

Por suerte, esta gripe, un poco más dura que las que conocíamos, no será tan dramática como ninguno de esos dos momentos anteriores (o eso espero).

También, tenemos la gran suerte y puede que incluso esto sea una norma a partir de ahora, de no tener que volver nunca más al trabajo cuando se está malo y lo más importante, que los jefes y hasta los mismos compañeros lo entiendan. 

Quizás sea un tiempo para cambiar, para aprender a confiar en otros, en este caso en médicos acreditados por su imagen y no por el audio de Whatsapp o un escrito firmado por un señor que al final pone que compartáis por vuestro bien. 

El coronavirus lo tendremos que pasar, como el que pasa la varicela o el sarampión, enfermedades a veces también mortales, pero a día de hoy más conocidas.

 

¿Qué indicaciones tenemos que seguir frente al Coronavirus?

Yo en 3 días dedicando mi cabeza al 99% al coronavirus he cambiado 3 veces de opinión:

  • Es una gripe más, los chinos y los italianos son unos histéricos y la están liando más de la cuenta.
  • Chinos e italianos tenían razón, esto no es una gripe común y tenemos que aislarnos totalmente hasta que todo pase.
  • Tenemos que pasar esta gripe y es lo que hay (si conseguimos esquivarla mejor). Si tengo fiebre, entre 18 y 65 años  y los dos pulmones, me quedo en casa hasta que se me pase, aunque crea que me voy a morir, sacaré el Chuck Norries que llevo dentro. 

Si tienes fiebre o síntoma de gripe no vayas al hospital a enfermar a los que te podrían salvar. Llama al 112 y sigue en todo momento las indicaciones de los especialistas. Recuerda que si no tienes patologías previas y no tienes más de 65 años, lo vas a pasar sin problemas, así que no satures los hospitales, porque ni siquiera están preparados para toda la gente a la que de verdad le van a hacer falta. 



Mi última opinión es gracias al vídeo de Spiriman que te dejo a continuación, unidas a las declaraciones de Ángela Merkel en las que advertía a la población que el 70% tendrá que pasar esta gripe y es lo que hay.

 

Quizás durante el día y tras nuevos datos y noticias cambie de nuevo mi opinión. De momento solo me queda desear salud para todos, cuidarse siempre, no solo ahora y demos el mínimo trabajo posible a los médicos, #quedateEnTuCasa

 

También te puede interesar

¿Y tú, qué opinas de todo esto? ¡Deja tu comentario!

Deja una respuesta

Artículos Patrocinados