Así fue mi experiencia en Grecia trabajando como entrenador de fútbol

Trabajar en Rodas, Grecia

Diario de Kinoxford – Capítulo 21.

29/11/2019.

Muy buenas a todo/as, amigos y amigas de la web de moda MeVoyalMundo, es un auténtico placer, un enorme privilegio y un gusto inmenso volver por esta sección ampliando las andanzas de kinoxford around the world.

Enlazando con el último artículo publicado, donde narro mi proceso de selección en Edimburgo (enero) y la semana de formación en Inglaterra (marzo), dejábamos a Kino rumbo a la isla griega de Rodas a primeros de Abril con un contrato de trabajo de seis meses incluyendo vuelos de ida y vuelta, seguro médico, apartamento individual, 3 comidas al día y 800€ mensuales.

 

El resort donde trabajaba

El resort donde he estado trabajando medio año es un todo incluido con la pulsera que tanto éxito están obteniendo en todo el mundo, un enorme recinto con apartamentos, restaurantes, escenario, toboganes aquáticos, campos de fútbol, baloncesto, vóley-playa y varias piscinas de diversos tamaños.

Se trata del Atlántica Holiday Village y en mi caso encontré el trabajo a través del grupo TUI que fue quien hizo el proceso de selección tras el cual finalmente me escogieron para ser uno de los entrenadores de fútbol para sus actividades, gracias en parte a que tenía el Level 2 in coaching football by FA.

La zona del resort se encuentra a unos 20 kilómetros del aeropuerto y centro de la ciudad y a unos 10 kilómetros de la zona más turística y más popular, llamada Faliraki.

El complejo hotelero se ubica en una zona escasamente poblada de gente local y sólo hay cinco bares de copas, dos discotecas y decenas de alquileres de motos y coches, souvenirs y venta de excursiones.

El lugar se llama Kolymbia y en invierno es un pueblo fantasma ya que tan sólo hay hoteles y apartamentos turísticos disponibles para la temporada de verano.

 

Alojamiento y comida

El apartamento está situado a escasos cinco minutos andando del complejo, la comida tipo buffet es de las mejores experiencias que he disfrutado este tiempo por su variedad y calidad, todo un banquete diario de tres comidas donde inventar ensaladas, elegir carne o pescado, sección de pastas y arroces, cocina en vivo y grill, un maná paradísiaco para una persona amante de la buena comida como un servidor. ¡Y podía acudir en mis dos días libres a comer sin coste alguno para el menda!

 

Mi día a día laboral

Las academias de natación y fútbol no estaban incluidas en el precio por lo que se pagaban aparte, 2 sesiones de fútbol de dos horas cada una 40€, 3 sesiones 54 y 4 sesiones 67

Mi día laboral empezaba a las 8 de la mañana desayunando y estando a pie de campo a las ocho y media preparando la sesión para los niños de 4 a 8 años.

De 9 a 11 de la mañana trabajábamos pases, tiros a puerta, defensa, regates con los jugadores y de 11:30 a 13:30 el mismo trabajo con niños de 9 a 15 años.

A las 14 horas homenaje gastronómico diario y a continuación ofrecíamos una sesión de 45 minutos de iniciación al fútbol para niños de 0 a 4 años, la última sesión era para los adultos y organizábamos partidos amistosos a partir de 16 años acabando nuestra jornada laboral a las 18:00, después de realizar trámites burocráticos del registro de la jornada.

Los martes y viernes nuestra jornada laboral se ampliaba hasta las 22:30 horas, colaborábamos con la animación y realizábamos la entrega de diplomas a los jugadores que habían participados en alguna de las sesiones semanales y se marchaban al día siguiente finalizando sus vacaciones. Interpretábamos coreografías ensayadas previamente y las ejecutábamos sobre el escenario con el resto del staff, cuando no estábamos actuando hacíamos de relaciones públicas hablando con los clientes del complejo.

El trabajo ha sido maravillosamente repetido y digo maravilloso porque he estado cumpliendo mi sueño de vivir del fútbol, trabajando a jornada completa como entrenador de fútbol rodeado de niños que me apasionan y en un ambiente idílico donde el sol brilla a diario regalándote treinta grados de amorosa temperatura.

La repetición viene dada por la monotonía de las sesiones ya que cada semana era empezar de cero con un nuevo grupo.

En mayo, septiembre y octubre realizamos tan sólo una sesión diaria de 10 a 12 horas, separando a los jugadores por edades y participábamos en la fiesta de la piscina a las 13 horas.

Esos meses tuvimos una media de 15 jugadores por sesión y en los meses restantes 13 de media para la primera sesión y 22 en la segunda.

Mi pefil publicado en los tablones del resort

 

Mi días libres en la isla

En mis días libres me dedicaba a ir a la playa a disfrutar de sus aguas templadas y cristalinas, ideales para bucear y nadar sobre todo a tostarme al sol mediterráneo, después de tres veranos seguidos de sufrir su angustiosa ausencia en Oxford.

Me he vuelto a leer el Quijote por segunda vez y ha sido una compañía genial en mis ratos de zambullidas y brazadas. Soy der palo, malagueño y mediterráneo de una ciudad fenicia que lleva 3.000 años enamorada del mar y me siento feliz en la playa. Después de comer, siesta reparadora y tiempo de ocio nocturno, otros días recorría la isla descubriendo sus calitas y playas vírgenes alquilando motos y coches.

Disfrutando de las playas de la isla de Rodas en uno de mis días libres

 

Así es la Isla de Rodas

La isla es grande y se recorre entera empleando unos 450 kilómetros para ello.

Muy cerca del aeropuerto y en el centro de ciudad está el puerto, donde podemos admirar la impresionante fortaleza defensiva ciudad-medieval que es patrimonio de la humanidad.

Es una auténtica experiencia caminar por sus concurridas calles, tanto de día como de noche.

Las playas es lo mejor que tiene la isla por su variedad, cantidad y calidad, las hay grandes de arena fina y suave, pequeñas y secretas de piedras redondas, las hay nudistas, vírgenes y salvajes donde no hay ni un alma ya que hace mucho viento y las olas son grandes y sus corrientes peligrosas para el baño.

Haciendo trekking por las montañas de la isla de Rodas

 

Conclusión de mi experiencia trabajando en la isla de Rodas en Grecia

He tenido mi primera experiencia a tiempo completo de lo que me apasiona, he ganado experiencia y vivido momentos maravillosos, he comido genial sin cocinar ni ir a mercado, he conocido buenas personas y he disfrutado amores de un verano adolescente jugando desnudos en el mar a la luz de la luna. He ahorrado dinero y de paso he explorado las entrañas de la morada del coloso que fue una de las siete maravillas del mundo antiguo y que fue derribado por un terremoto.

La vida es maravillosa and the best is yet to come. Lo mejor está por llegar.

Ahora a descansar y disfrutar de la familia y amigos, recargar las pilas para en enero volver a Inglaterra a empezar desde cero en Manchester.

También estoy inmerso en tres procesos de selección para ir a EEUU como entrenador de fútbol en 2020 así que ya os iré contando, yo sigo luchando por mi sueño.

Deja un comentario

Artículos Patrocinados