Jugando al fútbol en el extranjero, Alberto nos cuenta su experiencia

Jugar al fútbol en el extranjero es una opción no solo apta para grandes profesionales y estrellas, sino también para todo aquel que tenga un buen nivel y por encima de todo ame este deporte.

Alberto Liñán lleva el fútbol en la sangre y desde siempre fue la prioridad que ha marcado y sigue marcando su vida y aunque nunca pudo disfrutar de un gran contrato y de la fama de cualquier jugador de élite, sí que a lo largo de su carrera este deporte le ha abierto muchas puertas y gracias a ello ha podido vivir y jugar en EEUU, Puerto Rico, China, Italia y en varios equipos de España de Tercera División.

Si lees esta entrevista detenidamente hasta el final, sabrás cómo irte a EEUU a estudiar becado por jugar al fútbol, cómo encontrar ofertas de trabajo relacionadas con el fútbol en países como China y descubrirás otras muchas salidas profesionales que tiene el mundo del fútbol, aparte de la de ser jugador profesional.

 

Jugando al fútbol en EEUU


Alberto, ¿cómo y dónde surge tu primera oportunidad para jugar al fútbol en el extranjero?

Pues era el año 2010, estaba jugando en el juvenil del Mairena, el equipo de mi pueblo y un amigo, que también juega, me comentó que lo llamaron de una agencia para jugar y estudiar en EEUU.

Me pareció interesante la idea, así que me puse en contacto con esa agencia y terminé yéndome a EEUU, a hacer varias pruebas de fútbol, para poder conseguir una beca y terminar mis estudios en una universidad de allí.

 

¿De qué agencia se trata y en qué consistía este programa?

Era International Doorway y ofrecían un programa en donde previo pago de 3.400€ (eso fue hace ya casi 10 años, no sé cómo estará ahora), me iba 10 días a EEUU a jugar al fútbol, para que me vieran los entrenadores de diferentes universidades, dispuestas a dar becas a estudiantes que quisieran jugar en su equipo.

En mi caso, primero jugamos en Miami en los campos de fútbol de la Universidad de Barry, luego en otras universidades de Orlando y por último de vuelta a Miami, donde ya se suele decidir tu beca. Si eres muy bueno te la ofrecen allí mismo.

También fuimos a Universal Studios, a un parque acuático e hicimos alguna que otra visita cultural.

 

¿Cómo fue tu experiencia cuando llegas a EEUU a hacer estas pruebas de fútbol?

Al principio nervioso, porque no sabía si mi nivel iba a ser adecuado, pero cuando llegué, lo primero que observé fue que el nivel era bastante bajo.

 

¿Cuánta gente había haciendo estas pruebas y qué nacionalidades tenían?

Entre 200 y 300, de todas partes del mundo: brasileños, españoles, argentinos, mexicanos…

 

¿Qué becas te ofrecieron?

Me ofrecieron tres.

Una del 100% de la matrícula, en la universidad de Embry-Riddle, en Daytona Beach, Florida, pero era para estudiar aeronáutica, que no era lo mío.

Otra para estudiar en Long Island University en Miami, en la que me pagaban hasta el 90% de los 40.000$ que valía la matrícula de INEF, que es justo lo que yo estaba estudiando, pero no pude acceder por mi nivel de inglés, tenía un nivel medio-bajo.

Y la tercera y que fue la que finalmente la que escogí, para estudiar también INEF, en Missuri Valley College, en donde había que pagar 30.000$ al año y gracias a la beca me salió por 11.000$ y algo menos los siguientes años, con alojamiento en residencia y comida incluido en el precio.

 

¿Cual era tu nivel de inglés cuando llegaste a EEUU?

Bastante bajo. En mi caso cuando llegué, la misma universidad me metió en un curso de inglés durante el primer semestre, hasta que pude alcanzar un nivel C1, con el que ya si podía al menos seguir las clases.

 

¿Cómo se consigue una beca mejor los siguientes años?

Eso depende de la necesidad e interés que ellos tengan en que sigas jugando en el equipo de la universidad.

También tenía algunos descuentos por trabajos que te ofrecen allí. Yo, por ejemplo, era residence assistant, que no era otra cosa que ser el encargado de controlar una de las plantas de la residencia. Por eso me descontaban unos 1.000$ por semestre del precio de la matrícula.

También entré a trabajar en la cafetería, ahí me pagaban 7$ la hora y trabajaba unas 20-25 horas, hasta 30 algunas semanas. Así que con eso me sacaba unos 700$ al mes, que me valía para poder mantenerme allí y ayudar a mi familia con el pago del resto de la matrícula.

 

¿Es caro vivir en EEUU?

Depende mucho de la zona, Missouri, que era donde yo estaba, puedo decir que era incluso más barato que Sevilla, pero ya si te vas a ciudades como Miami o San Francisco, todo es muchísimo más caro.

Preguntar si EEUU es caro, es como preguntar si Europa es cara. Lo mismo. No tiene nada que ver los precios que puedes encontrar en Londres, con los que hay en un pueblo de Cuenca.

 

¿Cuánto tiempo estuviste estudiando la carrera en EEUU?

Tres años, finalmente me acabé sacando allí un doble grado, un BS en Exercise Science y BM en Sports Management.

 

¿Cuáles son las carreras en las que más opciones hay para conseguir una beca?

Business, marketing y todo lo relacionado con el mundo empresarial.

 

¿Qué horario tenías allí y cada cuánto tiempo jugabas?

Por la mañana iba a clase, a las 12:00 se come y  entre 16:30 y 18:00 se cenaba.

Entrenábamos a mediodía o sobres las 19:00, después de cenar.

Jugábamos entre una y dos veces a la semana, desde agosto que empezaba la liga hasta noviembre-diciembre.

 

¿Cómo es la liga universitaria en EEUU?

Hay 2 ligas universitarias, la NCAA que tiene 3 divisiones y la NAIA.

La más importante y que más becas reparte, pero también la que más requisitos piden, es la primera división de la NCAA, en donde además, cada año hacen un draft para seleccionar a los mejores jugadores universitarios que quieran jugar en la MLS.

Luego está la segunda divisón de la NCAA, en donde también reparten becas y en la tercera división ya ninguna universidad recluta jugadores mediante el pago de sus estudios.

Y aparte de las tres divisiones de la NCAA, está la NAIA, que es la que menos requisitos pide a la universidades y jugadores y en donde también participan un gran número de centros, tanto de EEUU, como de Canadá y las Bahamas.

Los partidos se suelen jugar en estadios de futbol americano, con gradas para unas 500-600 personas y los campos son de cesped artificial.

 

¿En que equipo y liga jugaste?

Yo jugué en los Vikings, que era el equipo de mi universidad, Missouri Valley College y que estaba inscrito en la NAIA.

 

Jugando al fútbol en Puerto Rico


¿Qué hicistes una vez terminaste de estudiar tu carrera en EEUU?

Cuando te gradúas o haces un máster en EEUU, te dan un permiso con el que puedes trabajar un año en algo relacionado con tus estudios, el OPT.

Yo lo utilicé para ir a a jugar como futbolista profesional a Puerto Rico.

Le mandaron vídeos míos al entrenador del Puerto Rico Bayamon FC, le gusté y me dijo que fuera con ellos a hacer la pretemporada y finalmente me quedé.

 

¿Cuánto se cobra como jugador de fútbol profesional en Puerto Rico?

Los salarios son muy variados, desde 400-500$ hasta 4.000-5.000$ los que más.

De media un jugador extranjero puede cobrar unos 1.000€ al mes, pero es una liga que todavía está en desarrollo y depende también del momento y la situación en la que esté cada año.

 

¿Es caro vivir en Puerto Rico?

Quizás un poco más caro que España.

 

¿Cómo fue tu carrera futbolística en el Bayamón Fútbol Club?

Llegué en un año complicado porque el equipo iba a cambiar de liga y jugar en la NPSL, una liga de fútbol semiprofesional de EEUU, pero por motivos burocráticos, no entramos.

Al final jugué una especie de campeonato liguero nacional en el que yo era el único extranjero y quedamos segundos.

También jugué la copa de Bayamón, que es lo que viene a ser en España la Copa del Rey y la cual ganamos en la final por 3 – 0.

Luego también jugamosla Copa del Caribe que jugan los campeones de cada país del Caribe  y que también ganamos.

Gracias a ello nos clasificamos para la Concacaf Champions League que es como la Liga de Campeones de Europa, pero con equipos de América Central, Norte América y el Caribe.

Ahí nos tocó el grupo más complicado, con el Comunicaciones de Guatemala y el América de México, que fue quien ganó el campeonato más tarde. Perdimos todos los partidos de la liguilla.

 

¿Cómo y por qué termina tu experiencia futbolística en Puerto Rico y EEUU?

Se me termina el permiso de un año que tenía para trabajar en EEUU y ahí ya la única opción era encontrar a una empresa o equipo que quisiera tramitarme la visa.

En Miami firmé con una agencia de representación de jugadores, me mandaron para un equipo de la NASL, otra histórica liga de los EEUU, para hacer unas pruebas, pero no me quedé. Éramos 180 personas, llegué a los últimos 22 seleccionados, pero no tuve suerte y ya tuve que volver a España.

 

Viviendo del fútbol en China


¿Cómo surge la oportunidad de trabajar en el fútbol chino?

Pues ya en España me salió una oportunidad para jugar en el Torrejón, que por entonces estaba en Regional Preferente. No pagaban mucho pero al menos me daban alojamiento y un pequeño sueldo.

Yo seguía mirando cosas en el extranjero y en una de estas, en la bolsa de empleo de CENAFE, vi una oferta para trabajar en China como preparador físico, en el Sichuan Jiu Niu FC, que era el equipo de la ciudad Chengdú y que jugaba en la Liga 2 de este país (como Segunda B en España). Me llamaron, pasé las entrevistas y me contrataron.

 

¿Qué condiciones te ofrecieron en este trabajo en China y cuánto tiempo estuviste?

Me pagaron los vuelos, me daban alojamiento y comida y tenía un sueldo de unos 1.600€ limpios al mes.

Al final estuve ahí 8 meses, que era lo que duraba mi contrato. 

Alberto en una sesión de entrenamiento con los chavales del Sichuan FC

 

Jugando en Tercera y Preferente en España


¿Qué haces una vez regresas de China?

Me sale una oferta para jugar en el C.D. Puertollano que estaba en Preferente.

Me daban alojamineto, comida y algo de dinero cada mes. Ahí estuve media temporada, de julio a enero.

Alberto Liñán en una foto de equipo con el C.D. Puertollano

En el mercado invernal, me contactan del Club Deportivo Boiro, que por entonces jugaba en Tercera. Me ofrecían unas condiciones mucho mejores y ahí estuve hasta final de temporada.

Alberto celebrando un gol con sus compañeros del C.D. Boiro

 

¿Cuánto se cobra en un club de Tercera División en España?

Depende mucho del club. En Tercera hay muchos jugadores que ni siquiera cobran, pero la mayoría cobra unos 300 – 600€.

Y después hay equipos con más presupuesto y que quieren subir y en esos los sueldos pueden ser de más de 1.000 y hasta de 1.500€.

 

¿Cómo te salen estas ofertas para jugar en equipos de Tercera y Preferente?

Cuando llevas tanto tiempo en el mundo del fútbol, conoces a mucha gente y muchas veces hay alguien que se acuerda de ti y cree que puedes encajar en alguna parte.

Al Puertollano fui porque ahí estaba el entrenador que tuve en el Torrejón, en donde ya había jugado y al Boiro fui por al entrenador de porteros que tenían, que también me conocía y me recomendó.

 

Jugando al fútbol en Italia


¿Cómo sale esta oportunidad de jugar al fútbol en Italia?

Me contacta un agente y me comenta que en el Civitanovese, equipo que jugaba en la Promozione (como Preferente aquí en España), estaban buscando a un jugador con mi perfil. Me ofrecieron unas buenas condiciones y me fui con ellos.

 

¿Cuánto se puede llegar a cobrar en un equipo de preferente de Italia?

En Italia lo que pasa es que hay muchos equipos históricos que por irregularidades y temas de impago han descendido a categorías inferiores y ahí hay muchos equipos que pagan muy bien para ascender, incluso estando en las últimas divisiones.

Por ejemplo al Parma lo descendieron a la Serie D y en tres años ya ha vuelto a la serie A.

Los españoles que estábamos por ahí jugando cobrábamos entre 700 y 1.300€ más casa y comida, aunque sé que había jugadores que cobraban hasta 2.500, pero esos ya eran jugadores que tenían una trayectoria dilatada y que habían tenido experiencia en equipos de primera línea. Pero luego también hay que tener cuidado porque en estas divisiones en Italia hay muchos casos de impago o que te dicen primero una cosa y luego es otra.

 

¿Cuánto tiempo estuviste jugando en el Civitanovese?

Desde julio a diciembre que me lesioné definitivamente del talón, después de unos años que venía arrastrando molestias.

Ahí ya decidí volver a España, centrarme en mi recuperación y dar por finalizada mi etapa como futbolista. Pero sí que seguiré ligado al mundo del fútbol, eso lo tengo claro.

 

¿Cuáles son tus planes ahora?

Una vez que me recupere de mi operación de talón, me gustaría trabajar de preparardor físico en algún equipo. Sigo formándome en ello y espero que salga alguna oportunidad.

Durante este tiempo también me sacado hasta el nivel 3 de scouting en Manchester.

También tengo los dos primeros niveles de entrenador y me quiero sacar el nivel 3, con el que ya se podría entrenar hasta a equipos de Primera División, aunque ese no es que sea ni mucho menos un objetivo inmediato.

Alberto recuperándose de su operación de talón.

 

También te puede interesar

Deja un comentario

Artículos Patrocinados