Voluntariado en Bangkok

Voluntariado en Bangkok

Diario de Katt London – Capítulo III.

Después de unos meses trabajando en Nueva Zelanda y tras mi último mes recolectando kiwis decidí abandonar el país (mi  visa de estudio-trabajo ya expiraba) y así aventurarme a conocer el Sudeste Asiático, más concretamente Tailandia a donde me iría a hacer voluntariados.

Cuando decidí realizar mi voluntariado en Tailandia realmente no sabía mucho al respecto ya que nunca lo había hecho, pero todo es ponerse y aquí te cuento cómo lo hice, por si tú algún día también te decides por hacer algo parecido. 

Algo realmente importante de hacer un voluntariado es todo el dinero que te puedes ahorrar en alojamiento y lo divertido que se convierte aprender de las culturas a donde quiera que vayas.



Cómo encontré mi voluntariado en Bangkok

Decidí buscar por internet las mejores opciones y encontré WorldPackers.

También averigüé un montón acerca de Tailandia y no necesité pensarlo dos veces para decidirme.

Con WorldPackers apliqué un mes antes de mi viaje. Debes hacerlo con tiempo ya que dependiendo donde apliques, los sitios te contactan, cuadras la fechas en las que vas a llegar para empezar el voluntariado y ellos te dan las normas que debes tener en cuenta al momento de aceptarlo.

La aplicación es super fácil y hay lugares realmente geniales que puedes escoger.

 

Trabajando como voluntaria en un hostel en Bangkok

En ese momento opté por un hostel en Bangkok.

Allí necesitaban a alguien que trabajara 25 horas a la semana (día o noche), ser housekeeping y ayudar en la recepción. 

A cambio de eso me daban dos días off, debía compartir habitación con otros voluntarios (en la mayoría de estos lugares no solo hay una persona voluntaria), y podía utilizar su cocina para realizar mis comidas, aunque comer fuera es muy económico, puedes encontrar comida muy buena desde 1€ el plato.

Para mí era suficiente, ya que mis objetivos eran conectar más con la cultura thai y su gente, sentir cómo vive un local y ser un poco turista.

Al principio tomé solo dos semanas de voluntariado en el hostel.

Realmente fue muy bueno, conocí muchos viajeros de diferentes partes que estaban viajando por el sudeste asiático, al igual que conocí cómo vive un local, cuáles son sus partes típicas para comer, dónde se divierten, y qué hacen en sus ratos libres.

El trabajo en el hostel no era muy complicado, solo debía ayudar en la recepción, a veces de día, otras veces en las noches, otras veces debía realizar tareas de housekeeping, compartir con los huéspedes e interactuar de vez en cuando con los dueños del hostel.

Si van a buscar un voluntariado en Bangkok, os recomiendo que sea fuera de la zona de backpackers y que sea tranquila.

Yo lo hice en el Siam Jouney Guesthouse, me trataron como si estuviera en casa. Al final he terminado quedándome tres semanas más para explorar Bangkok, la ciudad que nunca duerme.

 



A por el siguiente voluntariado en Tailandia

En dos semanas me mudaré a otro lugar de la Tailandia a hacer otro voluntariado, probablemente en otro de los hostels que hay disponibles en WorldPackers.

¡Te lo cuento en el próximo capítulo la semana que viene!

2 comentarios

Deja una respuesta